SI ERES EMPRESARIO ESTO TE INTERESA.

10 beneficios para apostar por los contratos de formación y aprendizaje

Una de las posibilidades para la contratación laboral tremendamente beneficiosa en lo referente a su coste laboral para la empresa a la hora  la iincorporación de nuevos talentos a  nuestra compañía, es aquella que conjuga una correcta normativa a la vez que asegure la inversión más rentable,  contribuyendo a construir una relación sólida y de confianza con el trabajador.

En esta difícil tarea de cohesionar los intereses de la empresa con los de los trabajadores, existe  un formato de enorme potencial, cuya naturaleza y beneficios los resumimos en los diez más importantes:

  1. Reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social

Con los nuevos contratos de formación y aprendizaje, la empresa paga una cuota única mensual de 97,96 €, y puede reducir las cotizaciones a la SS hasta en un 100% como Pyme y un 75% como empresa con más de 250 trabajadores.

  1. Mejora de la productividad y la calidad

Con los contratos de formación se consigue formar integralmente al trabajador para el puesto que se quiere que ocupe, otorgando a los jóvenes empleados una cualificación profesional que redundará en una mejora de la calidad de los procedimientos, productos y servicios de la empresa.

  1. Formación bonificada

Los contratos de formación permiten a la empresa bonificarse el 100% del coste de la formación teórica.

  1. Trabajadores formados en la cultura de la empresa

Al ser la empresa la encargada de impartir la formación práctica, es posible formar a esos trabajadores sin experiencia, de acuerdo a los métodos y cultura de trabajo de la empresa.

  1. Ajuste del salario al tiempo de formación práctica

Bajo el contrato de formación y aprendizaje, el salario de los jóvenes corresponde al porcentaje de tiempo que dedican a la formación práctica: el 75% el primer año y el 85% del salario el resto de años que disponga el convenio colectivo vigente (o SMI en caso de no haber convenio).

  1. Trabajadores de largo recorrido

A través de los contratos de formación es posible conseguir un equipo humano de gente joven y preparada, con el que la empresa puede contar en caso de necesitar que crezca con ella.

  1. Ahorro en costes de contratación fija

Contratando a jóvenes y formándolos dentro de la empresa, si ésta decide pasarlos del contrato de formación a un contrato fijo, puede disfrutar de una reducción en las cuotas de los Seguros Sociales.

  1. Ventaja competitiva

Un mayor nivel de formación de empleados jóvenes proporcionará una gran ventaja competitiva, tanto de los trabajadores como de los productos o servicios de la empresa.

  1. Desarrollo integral de los jóvenes empleados

Ayudando a los jóvenes trabajadores en su formación, conseguiremos sacar el máximo de ellos, logrando trabajadores cualificados, satisfechos y capaces de adaptarse mejor a los cambios.

  1. Responsabilidad Social

La apuesta por los contratos de formación se convertirá en una gran herramienta de RSC, al contribuir a una mejora real y definida de la sociedad en la que la empresa se desarrolla: disminuyendo el paro juvenil, favoreciendo la atracción y retención de talento nacional, y facilitando el acceso de los jóvenes a la formación que necesitan, con su correspondiente acreditación a través de certificados de profesionalidad.

blog-celdran

La inversión en la formación de nuevos trabajadores a través de contratos de formación, supone pues una inversión segura en la consolidación y proyección de futuro de toda empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *